La relación entre la interpretación musical camarística, la obra y el público

Alejandro Civilotti 05-04-2012

La importancia y el estímulo que suponen para la gente joven que estudia un instrumento musical, con los sacrificios que ello conlleva, encontrar un lugar donde mostrar su arte, es de incalculable valor y a la vez algo básico en su formación.

Por estas y otras razones es que nos hemos alegrado mucho al saber de la creación del Concurso que hoy comentamos, el cual viene a poner su granito de arena, en el sentido de dar apoyo y valoración a aquel sector de los músicos, especialmente jóvenes, que siguen entendiendo la música desde una perspectiva creativa y en definitiva, devolviéndole lo que es su lugar, su propia esencia: la de comunicadora entre los seres humanos.

La interpretación musical camarística, la buena interpretación, implica tener presentes y poner en juego unos mecanismos que van desde la perfección individual, hasta la transmisión emocional que fecunda finalmente en el público; pasando por un trabajo colectivo sumamente creativo de comunicación a la vez que musical, también humana, posibilitando que el "mensaje", es decir, la imaginación puesta en juego de quien realiza la composición musical cuyo resultado es la obra, vaya enriqueciéndose paulatinamente al entrar en juego las distintas imaginaciones tanto individuales como de resultado colectivo, y que termina ese proceso en la concreción al llegar a su destinatario: el público, quien también aporta a su vez su propia imaginación.

Es impensable un acto creativo de esta naturaleza si no se llega hasta el final del proceso, hasta el concierto que funciona como un verdadero punto de encuentro. La importancia de un concurso que otorgue como premio principal, la posibilidad de mostrar el producto de este trabajo, cae por su propio peso.

Otro aspecto que quisiera resaltar, es lo referente a incluir dentro de las bases la interpretación de alguna obra contemporánea. Creo sumamente importante este punto, puesto que de esta forma se acentúa la necesidad de que los participantes deban abordar una interpretación que en muchos casos resulta difícil encontrar que ese repertorio sea promovido o tenido en cuenta por las casas de estudio de nuestro entorno, salvo excepciones. Entender que existe un presente que, es una consecuencia de ese pasado digno de estudio, por supuesto, es algo de suma importancia si lo que queremos es ver la música en particular y diríamos el arte en general, como algo vivo, como algo en lo que nos sentimos reflejados y que necesitamos hoy más que nunca como salvaguarda de nuestra identidad y hasta diríamos por una razón de dignidad, en este mundo donde lamentablemente todo está montado para venderse o comprarse.

Por estas razones no puedo otra cosa que aplaudir esta iniciativa que es motivante para todos, me incluyo en ello, pero sobretodo para la gente joven. No es casualidad que quienes hayan sido premiados en la primera convocatoria se llamen Pentámicus, hasta eso, la sensación y el ambiente de amistad que percibimos es también una excelente noticia. Felicito a todos los que han trabajado en la organización efusivamente.

Como última cosa quiero agregar a lo dicho que en la primera edición de este concurso, la participación de los distintos concursantes, fue de altísimo nivel.

Espléndido nivel interpretativo encontramos en los diferentes grupos de cámara, siendo francamente difícil en las semifinales decidir cuales pasarían a la final, porque perfectamente podrían estar todos. Además el repertorio presentado en algunos casos fue extraordinariamente complejo, de una dificultad que situaba a los concursantes a niveles virtuosísticos.

En la final, donde además hubo una renovación parcial del jurado, ocurrió lo mismo: los cuatro finalistas podrían haber ganado perfectamente, y solamente razones de tipo interpretativo del momento, fueron las que finalmente decantaron los merecidos ganadores.

Deseamos fervientemente que en las próximas ediciones este certamen tan necesario pueda seguir creciendo y afirmándose en este camino perfectamente trazado en su primera convocatoria.

 

Alejandro Civilotti

Comentaris

Encara no hi ha comentaris. Fes el primer!

L'enquesta

Carregant...

Em critiques?

Fas un concert i t'agradaria que un dels nostres crítics vingués a escoltar-lo? Omple el formulari!