Nueva cita con los vinilos

Jacobo Zabalo 07-10-2010

X Fira Internacional Del Disc De Barcelona

Estació del Nord, 1, 2 y 3 de octubre de 2010

-La décima edición de la Fira del Disc, acontecida sólo seis meses después de la anterior, confirmó algunas de las expectativas que justifican el carácter semestral del evento. Ya en su primera jornada, la tarde del viernes, pudo observarse una afluencia considerable, con un número de visitantes que no hacen temer por la salud del disco de vinilo, principal producto y reclamo de la feria internacional, que reúne a vendedores de toda Europa y algún que otro norteamericano. Junto a las consabidas ediciones originales, reediciones de los álbumes más populares y nuevas ediciones en vinilo de discos aparecidos en los noventa sólo en el formato digital (lo cual habla en efecto del éxito de este nuevo/antiguo objeto de adoración), pudo apreciarse asimismo el fenómeno inverso, en un stand de la presente feria: la digitalización de vinilos míticos, que comercializa una empresa barcelonesa (www.vintagemusic.es) con la intención de recuperar grabaciones históricas apostando por la comodidad de reproducción y óptima conservación del CD. El soporte digital reduce en parte la calidad sonora del vinilo, pero proporciona una mayor fiabilidad y resistencia al paso del tiempo. El regusto a antiguo se mantiene en el leve crepitar de una grabación almacenada en el soporte de disco compacto. Una alternativa en cierto modo paradójica, pues parece que el CD está condenado a desaparecer a favor de formatos digitales como el mp3, o del poco práctico pero adorable disco de vinilo. Muy curiosa esta reivindicación del vinilo a partir del formato que lo destronó, verdadero síntoma que certifica el retorno de un formato que de hecho -ya no es noticia- nunca se fue del todo.

La culminación de la feria, como de costumbre, fue la subasta de objetos de culto, de algún modo relacionados con la música. En torno al grupo U2 se ofrecieron a la puja ítems de lo más variopinto. Además de las clásicas fotos o discos firmados, púas de guitarra, etc., se encontraron verdaderas rarezas de la grabación, como la extinta Digital Cassette o el también desaparecido -y frecuentemente ridiculizado por su aparatosidad- Laser Disc. Todos ellos, por supuesto, con música de U2. Otras excentricidades reseñables, en este apartado: una fiambrera firmada por todos los miembros de la banda, un caleidoscopio con motivo del single Staring at the sun y dos paquetes de preservativos supuestamente vendidos en conciertos de dos de sus giras. El mensaje era especialmente pregnante en el primero de ellos, "Achtung Baby" (que, por si fuera poco contaba con la cara de un bebé reproducida ad infinitum) mientras que el segundo rezaba "Pop pour homme". En cuanto al resto de objetos subastados, destaca por su inconmensurable kitsch un plato con imágenes de Ringo Starr pintadas. Con "un plato" no nos referimos a una pieza de sus baterías sino a un prosaico utensilio de cerámica -por cierto- con dudosos usos culinarios (además de ser prácticamente imposible para la contemplación estética). Precio de salida: 400 euros. No es dinero, teniendo en cuenta la absurdidad exclusiva del objeto. Otros objetos impactantes: un disco del single Barcelona enmarcado, con fotos y firmas de Montserrat Caballé y Freddy Mercury. Y la perla, la joya de la corona: un pelo de Michael Jackson salvado de la quema -literalmente- el día que rodando un anuncio de Pepsi con sus hermanos se le incendió la noble cabellera.

Comentaris

Encara no hi ha comentaris. Fes el primer!

L'enquesta

Carregant...

Em critiques?

Fas un concert i t'agradaria que un dels nostres crítics vingués a escoltar-lo? Omple el formulari!