"Hay grandes cantidades de música que nadie ha vuelto a interpretar"

Jorge Arena 26-03-2010

Marta Almajano, soprano

-La cantante de repertorio histórico Marta Almajano, quien a pisado las salas de concierto más importantes de todo el mundo, y que tiene a sus espaldas numerosos, a la vez que exquisitos trabajos discográficos tanto de música histórica española como italiana, nos ofrece un poco de su tiempo para respondernos a unas preguntas.

 

Desde el inicio de tu carrera has pasado por un montón de repertorio muy diverso. ¿Con qué te sientes más cómoda?

Soy bastante curiosa, así es que me interesa casi todo.  Si, por ejemplo, hace tiempo que no canto barroco italiano, lo echo en falta, y lo mismo me puede suceder con el periodo romántico. Ultimamente echo de menos cantar repertorio de los siglos XVIII y XIX con orquesta.  Pero creo que a lo que no podría renunciar nunca es a cantar cualquier tipo de música de cámara con grupos pequeños de instrumentos. Me gusta este tipo de trabajo por la relación tan estrecha que se forma entre todos, y la implicación e iniciativa personal que eso conlleva.

 

¿Qué te gustaría cantar que estuviera totalmente alejado de tu repertorio?

Jazz, sin ninguna duda.

 

Si  tuvieras que elegir un compositor como tu favorito te quedarías con...

Es imposible decidirme solamente por uno. Monteverdi, Bach, Mozart, Schumann... y tantos otros.

 

Si pudieras charlar delante de un café humeante con un compositor o compositora a quien has interpretado ¿con quién sería?

Ésta es otra pregunta difícil. Ser un gran músico no lleva implícito necesariamente ser una persona interesante. Pero, por ejemplo, tendría curiosidad por conocer a Barbara Strozzi, por lo raro que era ser compositora en su época, y también por la vida que tuvo.

 

¿Y Qué crees que pensaría Barbara Strozzi si levantara la cabeza y te escuchara cantando sus obras? Quizá diría "¡Huy que gente más loca, cantando mis temas a estas alturas! Con lo que me gusta a mí Eros Ramazzoti..."

No me imagino a Barbara Strozzi como fan de Eros Ramazzoti. Pero creo que ella estaría encantada de ver que su música gusta después de casi cuatro siglos.

 

Definitivamente: si volvieras a nacer y pudieras elegir tu profesión, ¿volverías a ser cantante de repertorio histórico o escogerías un oficio que no tuviera nada que ver?

Volvería a ser cantante, simplemente, sin necesidad de precisar qué repertorio.

 

El mercado discográfico se está complicando cada vez más para los músicos. ¿Qué opinas de este tema?

Supongo que todo está cambiando muy rápidamente, incluido el mercado discográfico, y nos tendremos que ir adaptando a los nuevos tiempos, tanto los músicos como, sobretodo, las discográficas.

 

Aún así tú, trabajadora incansable, estás apunto de lanzar un disco... ¿nos puedes hablar de este último trabajo?

Se trata de una grabación con la Orquesta Barroca de Sevilla interpretando arias y cantatas de Juan Francés de Iribarren, un compositor navarro de finales del barroco que fue durante muchos años maestro de capilla de la catedral de Málaga. La música que hemos grabado es inédita y se encuentra en el archivo de dicha catedral.  Posiblemente saldrá al mercado durante los meses de mayo o junio.

 

Además, ¿tienes entre manos algún proyecto discográfico más personal?

Si. He montado un programa de cantatas con dos violines y oboe de Antonio de Literes, uno de los compositores más importantes del barroco español. La música es también inédita y está en Guatemala, a pesar de que Literes nunca estuvo allí.  Esto es muy interesante, ya que en la época, la buena música viajaba, y se hacían copias de las partituras para llevarlas de unos archivos a otros. Así, es muy frecuente que encontremos partituras que en España no se han conservado, por diversos motivos, y sin embargo en Sudamérica sí.

Haré un concierto con este programa en abril en el Festival de Música Religiosa de Cuenca, junto a Ave Fénix. En este grupo nos hemos vuelto a reunir, desde hace ya más de un año, una serie de músicos que durante mucho tiempo hicimos música juntos, como Barry Sargent, Tjamke Roelofs, Richte van der Meer, Richard Myron, Mike Fentross y Paolo Grazzi. A ellos se ha unido Jan Willem Jansen. Después de tantos años, nos conocemos perfectamente, y el entendimiento musical entre nosotros es inmejorable.

Estaba previsto hacer una grabación discográfica, pero por motivos presupuestarios hemos tenido que posponerla. Posiblemente podremos llevarla a cabo a finales de este año.

Además de este proyecto, tengo en mente otro sobre cantatas de Händel.

 

¿Se está agotando el repertorio español por redescubrir, o todavía nos queda algo a las generaciones venideras?

Queda muchísimo. Cada vez queda menos por catalogar en España, y la música sigue allí. Hay grandes cantidades de música que nadie ha vuelto a interpretar. Por no hablar de los archivos sudamericanos, con lo que se abre un campo inmenso.

 

Además de dedicarte a tus giras y grabaciones, eres profesora de canto histórico en la ESMuC. ¿Qué vence en la pedagogía del canto, la satisfacción y el aprendizaje de enseñar o el agotamiento?

Por supuesto la satisfacción. Es muy gratificante. Además yo también aprendo mucho enseñando. Me obliga a ser más analítica y a buscar recursos en los que difícilmente habría pensado.

 

¿Cómo han recibido en Estados Unidos la música barroca española?

Muy bien. No es la primera vez que voy allí haciendo repertorio español. En esta ocasión he cantado también música sudamericana, junto a un grupo de Estados Unidos, llamado REBEL, que me ha llamado expresamente para hacer un programa de este tipo. Hemos recorrido el país de costa a costa. Empezamos la gira en Nueva York y acabamos en California. Ha sido una muy buena experiencia.

Comentaris

Encara no hi ha comentaris. Fes el primer!

L'enquesta

Carregant...

Em critiques?

Fas un concert i t'agradaria que un dels nostres crítics vingués a escoltar-lo? Omple el formulari!